Google+ Followers

viernes, 5 de junio de 2015

Mi princesa cumple un año


Tal día como hoy, hace un año, yo estaba en el hospital, después de un parto fácil y satisfactorio, con mi niña recién nacida al lado. Apenas puedo creer que haya pasado tanto tiempo desde entonces, pero así es.
Mi hija ya no es un bebé. Ha crecido, ha cumplido su primer añito, y ahora ya es una niña pequeña que poco se parece al bebé con el que salí de la clínica.
Y hoy, en su primer cumpleaños, me gustaría hace una recopilación de todos los logros que ha conseguido, tanto para poder recordarlos yo como para que sirvan de ejemplo comparativo para cualquiera que tropiece con este blog :-)

Al cumplir los doce meses, mi princesa...

-Gatea a la velocidad de un bólido.
-Se pone de pie sola y camina con ayuda (cogiéndose de los muebles o de la mano).
-Sólo camina sola con el correpasillos.
-Hace pinza con el índice y el pulgar para coger cosas chiquititas.
-Es el ser más curioso del universo: lo quiere tocar, mirar y chupar todo.
-Da besitos (a su manera).
-Dice adiós con la mano.
-Sabe hacer palmitas y los cinco lobitos.
-Baila (precariamente) al ritmo de la música.
-Le han salido tres dientes (los dos de abajo y uno de arriba). Le empezaron a salir tarde, a los diez meses y pico, pero ha cogido carrerilla.
-Se lleva trocitos de comida blanda (pan, pollo cocido, tortilla) a la boca y los mastica.
-Bebe de un vaso cogiéndolo por las asas.
-Pasa las páginas de los cuentos.
-Ha deducido cómo desbloquear los móviles y las tablets.
-Ayuda a los mayores a vestirla estirando los bracitos.
-Se parte de risa si ve a alguien estornudar, eructar o masticar chicle.
-Gasta bromas sencillas, como esconderse y dar un susto.
-Da abrazos muuuy fuertes a las personas que más quiere. También chilla de alegría cuando las ve.
-Además de su (incomprensible) jerga propia, suelta algunas palabras reconocibles, como "mamamá" (mamá), "bapá" (papá), "yayaya"(yaya), "aba" (agua) y "apa".
-Entiende frases sencillas, como "ven aquí", "que te pillo", "dame las llaves", "¿dónde está el chupete?", "enciende la luz" o "eso no se toca" (eso sí, hace caso cuando quiere...).
-Es muy simpática cada vez que encuentra a otro niño: les sonríe, les da la mano y les habla en su jerga incomprensible.
-Adora hasta el punto del entusiasmo todas las canciones de Frozen y los clásicos valencianos (la Salve, el himno regional, canciones populares y hasta la jota moixentina.
-Tiene horarios sumamente regulares: se despierta, come y duerme a la misma hora.
-Duerme catorce horas al día, de las cuales trece son por la noche y de un tirón: se acuesta a las ocho en punto y no se despierta hasta las nueve de la mañana del día siguiente.
-Le dan miedo los ruidos fuertes, los pasillos largos y oscuros, los globos y las velas de cumpleaños (esto último lo acabamos de descubrir hoy).
-Es muy coqueta; se peina con el cepillo (bueno, o al menos lo intenta), se deja poner todo tipo de lacitos, gorros y diademas, y sonríe orgullosísima cuando la llaman guapa.
-Y por último, es y siempre será una princesa.

¡Feliz cumpleaños, pequeñina! :-)